La cerveza de los 16…….

La cerveza de los 16…….

Por Edu Villegas

A propósito de la “cerveza colectiva” creada por Cerveceros de México (Heineken / AB Inbev) en conjunto con cerveceros “independientes”, me hago la siguiente reflexión: 

¿Cuantos cerveceros se necesitan para hacer una cerveza?

¿Cuantos “cerveceros independientes” se requieren para hacer una cerveza industrial?

¿Cuantos argumentos se necesitan para convencer al público de que Heineken y AB Inbev hacen cerveza ” artesanal”?

¿Cuantos intereses se necesitan para que los mega consorcios quieran devorar todo el mercado cervecero?

¿Cuánta incongruencia o displicencia, se requiere para hacerse “cómplice” de esta patraña?

¿Cuantos cerveceros hacen falta para que Modelo haga una Vienna (¡por todos los dioses!!!!)?

¿Son solo 16 todos “los cerveceros de México”?

¿Beneficia realmente a los independientes, estas colaboraciones con los corporativos que nos bloquean, sabotean, coptan, etc.?

Todas estas interrogantes encuentran diversas respuestas, como ya lo constate hace algunas horas gracias a un nutrido grupo de colegas cerveceros, empero las convergencias son también varias, por ejemplo, la idea clara de que esta estrategia solo busca hacer creer al consumidor que el duopolio, también forma parte de la tendencia de la cerveza “artesanal”. Estas cortinas de humo, solo distraen y generan más confusión, provocando que los iniciados y los recién llegados al universo cervecero, corran a comprar o buscar un producto como esta “cerveza colaborativa” (esto ya paso con la pseudo IPA de Bohemia).

Las acciones como esta no me asombran, ni me son extrañas, ya que son prácticas normales en los mercados capitalistas, en donde se engendran los mega consorcios como Heineken y AB Inbev, lo interesante aquí es que los profesionales del sector nacional, seamos capaces de afrontar estas estrategias voraces, de manera positiva, constructiva y solidaria; comunicando entre colegas y a los propios consumidores, acerca de estas practicas y acerca de la enorme diferencia que hay entre quienes ejercemos un oficio cervecero independiente, pletórico de pasión, sacrificios, logros y fracasos, pero sobre todo lleno de la ilusión de crear cervezas colmadas de experiencias organolépticas placenteras, inéditas y porque no, inclusive inolvidables.

Algo, que por más que la publicidad del duopolio se empeñe en transmitir, jamás lograra con cervezas insulsas e intrascendentes, como lo son todas sus marcas.

Esta reflexión crítica no está dirigida (al menos no esta ocasión) a los “cerveceros” que se prestaron para esta patraña, mismos que han decidido aliarse al duopolio (por sus muy respetables razones), sino como ya dije, va al grupo que, no contento con tener la casi totalidad de las ventas de cerveza en México, aun así quiere “incursionar” en el sector “artesanal”, para intentar llevarse parte también de esto.

Algunas recomendaciones importantes que podríamos poner en práctica, para que estos ejercicios no afecten el sano crecimiento de nuestro sector serian:

No aliarse al duopolio.

No comprar estas cervezas pseudo artesanales.

No participar en eventos del duopolio.

Profesionalizarnos como empresarios.

Profesionalizarnos como cerveceros.

Profesionalizarnos como vendedores, importadores o distribuidores cerveceros.

Aprender a trabajar bajo un organigrama de sector.

Dejar de ser “todólogo”.

Trabajar en sana colaboración entre distintas disciplinas y oficios.

Trabajar unidos para enseñar a los consumidores y centros de consumo.

Detener ya, los precios abusivos de los bares, restaurantes y centros de consumo.

Organizarnos bajo un mismo macro grupo y evitar los grupitos fraccionarios.

Unidos construimos.

No Comments

Post A Comment